15 may. 2014

Un "must" en palermo

Les dejo la última edición de “Apuntes de una bloguera”, donde hablo de la tienda Paul en Buenos Aires. ¡Que deleite para los ojos!
NewImage
Visitar el barrio de Palermo (01 y 02) es siempre para mi un verdadero agrado. Sus calles adoquinadas, sus altos arboles que invaden las veredas, las propuestas de las distintas vitrinas y las cafeterías que dan a la calle. Para mi siempre ha sido como un bombardeo de estímulos e inspiración caminar por éste barrio porteño.

Conozco bien las calles y no suelo perderme, pero cada vez que visito la zona me encuentro con nuevas propuestas. Sueles ser novedosas, artísticas y con un buen diseño. Sin embargo, los mas importantes locales ya están enraizados allí, y son los que se han convertido ya, en los baluartes de Palermo Viejo.

Paul french gallery (03) es uno de mis lugares favoritos.  Un largo pasillo atiborrado de plantas te da la bienvenida. Es como entrar en un pequeño jardín (04) lineal y angosto, adentrarte en lo que parece el bosque privado de alguien, donde todo está a la venta. A lo lejos se divisan unas sillas que permiten asumir que hay una pequeña cafetería (05) ¡Justo lo que quería! Un lugar donde sentarme y aprovechar el espacio.

Un lindísimo kiosko negro (06) hace las veces de cafetería y ofrece queques, tés y demás antojos. Una tarde de otoño es perfecta para aprovechar alguna de estas delicias. 

NewImageAl ingresar al local se siente una atmosfera que invita al relax. Muebles macizos de fuerte peso visual (07 y 08) con maderas nobles envejecidas, que se ven en grandes mesas, combinan con traslucidos cristales, linos generosos (09) y metales para lograr un encantador equilibrio. Paul es una experiencia, desde lo chic francés pasando por un urban neoyorquino y desembarcando en la rusticidad de lo argentino. Acá lo rustico de una mesa de campo se mezcla con lámparas industriales (10), un sillón Chesterfield de cuero gastado y unas sillas Acapulco negras (11). Todo está estilizado para mostrarle al visitante el estilo de vida “Paul”, uno con eclecticismo, raíces y muy bueno gusto.

Bien vale la pena recorrer la tienda en busca de inspiración, no hay persona que la visite que no quedé sorprendido con el local.  Al salir, se puede retomar el circuito Palermitano en busca de mas ideas y productos, pero pocos serán tan memorables como Paul, por Pablo Chiappori.

4 comentarios :

  1. Me gustaría ir! tenes la direccion?

    ResponderEliminar
  2. Ese lugar es genial. Te dejo dos lugares si aun estas en Bs. As., una es esta barata http://goo.gl/73vg6L y debes ir a este lugar https://www.facebook.com/pages/Mercado-de-Maschwitz/198832953463126

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocco. Lo tendré en cuenta para mi próxima visita!

      Eliminar

Pin It button on image hover